Este año, el Colegio de Periodistas está librando nuevas batallas. No son los habituales enfrentamientos contra los enemigos de la libertad de prensa y sus mercenarios que despiden a los periodistas de sus centros de trabajo, aún cuando hayan dedicado a sus medios lo mejor de sus años. Hoy, la pandemia ha cobrado la vida de casi 50 colegas en todo el país. Otras decenas, han caído heridos en este combate desigual e injusto. Y no hay día, que el maldito virus deje de acorralarnos.

Se nos acaba de ir Ana Teresa Molina, una gigante de nuestra profesión y ahora Andiolo Zevallos, periodista de larga trayectoria, querido por todos, acaba de ser internado de urgencia. Su esposa, también lucha por su vida en una unidad de cuidados intensivos.

El Consejo directivo de la Orden no deja de tocar puertas para que nuestros colegas reciban una oportuna atención. Nuestro agradecimiento a los directivos y funcionarios del Seguro Social, sus médicos y enfermeras. A Lucho Grados, nuestro ex decano de Lima, gran soporte en esta tarea de auxilio, a Carlos Becerra, siempre dedicado defensor de los periodistas y por supuesto a mi Consejo directivo. La batalla contra el COVID- 19 será larga, pero nos defenderemos si es posible hasta con uñas y dientes.

Lic. Ricardo Burgos Rojas

Decano del Colegio de Periodistas de Lima

Comparte este contenido

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Noticias relacionadas

Solidaridad con los demás

Por: Luis Tipacti En estos momentos de crisis en general para todos, llámese de salud o de economía, es grato comprobar que existen personas que

El papelón de los diarios

Por: Justo Linares Poco después de las 5 de la tarde del lunes 27 que acaba de pasar, la avenida de Surco aledaña a mi